Reflexiones

Doce deseos

Cuando era niña miraba la televisión y veía películas o dibujos animados en los que los personajes alzaban la mirada y pedían deseos a estrellas fugaces, a genios en lámparas mágicas o a fuentes en plazas públicas mientras sujetaban una moneda en la mano.

Todo eso suena muy romántico, pero en la realidad es, definitivamente, inaplicable. Un deseo hecho realidad no se hace por arte de magia porque el mismo deseo en sí, es magia pura.

Es por eso que, este año he decidido hacer yo misma la magia. Transformar la magia de los deseos en realidades concretas. Para ello, he elaborado una lista de doce deseos que me gustaría compartir con ustedes:

  1. Deseo AGRADECER por cada cosa que sucede en mi vida. Lo bueno y lo malo. Pues, lo bueno me alegrará el alma y lo malo le da enseñanzas a mi alma.
  2. Deseo SENTIRME completa con mi presente. Sin tristeza por mi pasado ni angustia por mi futuro.
  3. Deseo VIBRAR en armonía y paz. Y que éstas se extiendan por cada célula de mi cuerpo, haciendo que todo mi ser se convierta en una magnífica sinfonía energética.
  4. Deseo ESTAR más despierta. Sin cegarme ante lo obvio y aprovechando lo verdaderamente importante.
  5. Deseo SATISFACER mi curiosidad. Que cada espacio de mi mente adquiera conocimiento nuevo y enriquecedor para mi intelecto.
  6. Deseo VER belleza y perfección a través de mis ojos. Que cada mínima existencia en este mundo sea encantadora ante mí.
  7. Deseo CREER en mis sueños. Que el universo me otorgue la plena confianza en mis acciones.
  8. Deseo REAFIRMAR mi fe y convicciones. Si éstas son correctas y ayudan al que está a mi lado, me aferraré a ellas.
  9. Deseo CONSERVAR mi libertad de espíritu. Porque no hay mejor persona que la que vive libremente y libre de mente.
  10. Deseo AMAR sin posesión. Aprender que el amor es entregar y no retener.
  11. Deseo VENCER el miedo a intentar cosas nuevas. Entender que el miedo muere cuando empiezas a mirarlo de frente.
  12. Deseo SANAR cada herida que me dejó la frustración de no haber tenido el valor de hacer realidad mis deseos.

Y finalmente, deseo que cada uno de ustedes medite y converse con su corazón acerca de sus verdaderos deseos para este nuevo año. Estoy casi segura de que en su lista de deseos no aparecerá una mansión, ganar la lotería, un auto o tener el nuevo smartphone de moda. Creo que sus deseos son más profundos y significativos para sus vidas.

Y recuerden, esto recién empieza, pues tenemos 365 días para hacer realidad nuestros deseos.

¡Feliz 2019!

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s