Historias

Detrás de ti

Hoy te he soltado, he decidido que te permitiré ser libre. No quiero ser un estorbo para ti, no quiero cortar tus alas, no quiero que te sientas atado a mí. Solo quiero que te sientas libre y aún así me sigas amando.

Ojalá te caigas, te equivoques, te tropieces, te rechacen, te humillen, te lastimes, te arrepientas, ojalá sientas todas esas emociones en tu vida, ojalá. Seré tan feliz por saber que realmente estás viviendo y que yo no tuve nada que ver con eso. Tal vez pienses que soy el peor progenitor que existe en la tierra por decirte estas cosas, pero… pero realmente quiero que seas feliz, y la única forma que encuentro para que lo seas es dejándote ser, dejándote respirar a unos cuantos metros de mí.

Pero recuerda, yo siempre estaré detrás de ti.

No me importa si tienes cinco, diez, veinte o cuarenta años. Si mi aliento de vida aún me permite estar sobre mis pies, yo siempre estaré detrás de ti.

No necesito tus regalos costosos, no necesito reconocimientos, no necesito recompensas por ser tu padre. Solo necesito ver la satisfacción de la vida en tus ojos. Solo necesito sentarme contigo a tomar una cerveza y saber que no hay reporches en tus palabras. Solo necesito saber que en mi última frase, la palabra “gracias” estará presente mientras te miro por última vez. Sí, gracias por permitirme ser tu padre. Gracias por enseñarme tanto en todos tus años de vida hasta ahora.

No más palabras ni reglas son necesarias, solo me bastará el roce de tu cálida mano con la mía en mi último momento.

20171008_120336

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s