Reflexiones

Resaca

La “resaca”, una palabra demasiado corta para describir todo lo que verdaderamente es. No importa si sucede un viernes, sábado o domingo por la mañana. El calendario es lo de menos. Lo que verdaderamente importa es la causa de tu resaca. No solo estoy hablando de la resaca producida por el alcohol. Los éxitos y las relaciones también te pueden dejar resaca.

Una de las acepciones del DRAE es: Situación o estado que sigue a un acontecimiento importante. Este estado es como despertar después de haberte mostrado tal como eres. Despertar después de haberte dado al cien por ciento. Despertar a la realidad después de haber llegado a tu clímax existencial. Es posible que durante este estado sientas arrepentimiento, culpa, ansiedad, desgano, frustración, o simplemente no sientas nada.

Si estamos hablando de resaca del éxito, ya sea en lo laboral, estudios o competencia, la resaca se siente como un agotamiento extremo, una sinrazón de nos deja con la frase “¿Y ahora qué?” impregnada en el alma. ¿Existe un más allá después de ser el o la mejor? ¿Existen más motivos que justifiquen toda la energía invertida para lograr aquel éxito? ¿Qué se puede hacer ahora? ¿Perseguir otro éxito? Y cuando lo consiga, ¿qué más seguirá? Éxito tras éxito hasta que me muera éxitosamente. Es difícil la resaca que les toca a los exitosos. Nos puede dejar más preguntas que respuestas.

Por otro lado, tenemos la resaca producida por las bebidas alcohólicas. Creo que esta es la mejor y la más divertida, si no para el cuerpo, al menos para la mente. Entonces recuerdas todas las estupideces que hiciste y dijiste. Miras las fotos y los videos, los gestos, las posiciones y las personas que te acompañaron. Todo eso, se convierte posiblemente en la mejor anécdota que jamás volverás a tener durante tu aburrida vida. Claro, hay vómitos y malestares estomacales que, a medida que envejeces, se vuelven cada vez peores, pero al final, todo, todito, se queda en el pasado y tú solo puedes quedarte con la mirada de imbécil mirando algún amanecer pasar sobre ti.

Finalmente, en algún momento de nuestras vidas, vamos a experimentar la resaca de las relaciones. Esos sentimientos que nos carcomen la mente mientras pisotean nuestro corazón. Quien alguna vez se haya peleado con su mejor amigo o amiga, o haya experimentado el final de una relación amorosa, entenderá de lo que estoy hablando. El vacío existencial que queda en nosotros es indescriptible. Esa persona, esa supuesta alma gemela con la que compartimos momentos irrepetibles ya no estará a nuestro lado.  Primero intentas ignorar tu soledad, entonces haces miles de cosas irrelevantes con otras personas irrelevantes para, de alguna manera, intentar cubrir ese hueco en tu alma. Luego, te podrías sentir desesperado porque te das cuenta de que nada ni nadie reemplazará a esa persona. Nadita. Por simple lógica, empieza el sufrimiento. Te consumes en tus lamentos y te ahogas en tus lágrimas que poco a poco se van secando en tu rostro cansado de tantas noches sin dormir. Inmediatamente después de ese momento, la resaca emocional va llegando a su final y una pequeña flor de esperanza en el mañana va naciendo en tu espíritu. Llega el momento de encender la radio, sacar la basura, peinarte y volver a vivir, al menos de la mejor forma posible.

No siempre las resacas son malas, no siempre necesitamos alcohol para experimentar una, no siempre tenemos que terminar mirando los primeros rayos solares que traspazan las ramas de algún parque de la ciudad. No solo tienes que sentarte en la banca de algún parque a comtemplar inerte el amanecer, la gente, el cielo, la vida pasar a tu alrededor. Tal vez, sea el mejor momento para filosofar con sabiduría acerca de lo que acaba de suceder en tu vida, sea bueno o malo, transitorio o trascendental.

IMG_20171210_151606_476

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s