Reflexiones

Minimalismo: MODE ON

Menos es más. Más es menos. Es más o menos lo que pienso.

Es más que una tendencia o un estilo de vida. Sí, ya sé que esto de los “lifestyles” son una sucia estrategia del marketing para vendernos cosas que no necesitamos realmente, para influenciarnos en nuestras rutinas y patrones de consumo. Lamentablemente, el minimalismo no ha escapado de las garras de este mundo consumista.

Sí, el minimalismo actual también es una tendencia, lifestyle, moda o como lo quieras llamar. Y sí, ya sé que también estarás pensando que, mi estatus generacional “millenial” me condiciona a ser vulnerable e influenciable en estas cosas. Puede ser que tengas razón. Sin embargo, tendencia o no, el minimalismo ha cautivado mi atención.

La misma idea que encierra: “la simplicidad te puede dar felicidad”, me cautiva y me hace reflexionar acerca de qué estoy haciendo con mi vida. En este mundo de gente apurada, consumista y con vidas sin rumbo trascendental, el minimalismo se convierte en la puerta de escape a esta matrix en la que convivimos.

Sí, ya sé que estás pensando que esto del minimalismo también está siendo aprovechado por las principales compañías en todo el mundo. En ese sentido, vemos que las cafeterías, la comida, la moda, la tecnología, etc, se ha vuelto también minimalista para captar a sus principales clientes: toda la telaraña de millenials, raros, hipster, etc. Temo decir que, en algunas cosas, me he dejado captar sin oponer resistencia; por ejemplo, en la tecnología.

Pero esto del minimalismo no es ninguna novedad de nuestra era esclava de Internet, la palta, el veganismo, los smartphones y los spinners. Ya los japoneses, anteriores a nuestros propios abuelos, lo aplicaban en sus vidas. Solo basta mirar en YouTube una de esas películas japonesas antiguas para darse cuenta de que el encargado de la utilería realmente no trabajaba mucho. Pero no solo en Japón, en general en todo el oriente el minimalismo, que a veces ni siquiera es conocido con este término, es una práctica innata en sus ciudadanos.

Y… ¿qué tiene de especial esto del minimalismo? Solo hablaré a título personal. Llegué al minimalismo en un día común del calendario, al leer la reseña del libro “La Magia del Orden” de Marie Kondo. No les mentiré, aún no lo he leído. Pero, a partir de ese momento, empecé a investigar de qué rayos se trataba esta “moda”. Después de varias horas sin pestañar frente a la computadora, llegué a la conclusión de que yo sería una fiel practicante del minimalismo.

¿Cómo ha cambiado mi vida desde entonces? Pues, podría empezar por decir que, ahora siempre tengo algo que ponerme y han aumentado algunos dígitos en mi cuenta bancaria.

Si leíste mi entrada Acumulando, te darás cuenta de que, practicamente desde que mi madre me parió, he estado amontonando cosas que no siempre son necesarias en mi vida, esto incluye a personas. Tal vez también te ha pasado o tal vez no, o tal vez sí, pero ni siquiera eres consciente de tus manías acumuladoras.

Mi pretexto para acumular siempre fue el “me podría servir después”. ¡Qué pretenciosa! Creer que habrá un “después”. Casi nunca podemos estar seguros de que terminaremos el día con vida. Por eso, no tiene mucho sentido cargarnos la vida con cosas, personas, sentimientos, pensamientos o recuerdos que no son realmente importantes. Y precisamente de eso se trata el minimalismo. No solo se limita al ámbito del consumo materialista. El minimalismo cuestiona todos los aspectos de nuestras vidas: cosas, relaciones, ideas, metas, deseos, incluso la comida y la fe.

Lo minimal, lo simple, lo verdaderamente necesario e importante es lo único que debemos conservar. Eso es minimalismo puro aplicado.

IMAG0808_1

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s