Reseñas de libros

#Reseña: “Caballo de Troya 1, Jerusalén” de J.J. Benitez

Llegué a este libro algunos años tarde. Más de treinta años. Apenas inicié su lectura, me envolvió en el misterio y, por qué no, en la incertidumbre con respecto a un tema tan sensible como lo es la vida encarnada del personaje que inspiró la fundación del cristianismo, Jesús de Nazareth. Definitivamente, ficción o no, es una historia encantadora que, de alguna manera, te reconecta con aquello que llamamos ‘espiritualidad’ y ‘sentido de la vida’.

Hace algunos años ya, renuncié a todo tipo de religión o dogma que oprimiera mi libertad para llegar a Dios. Yo nací dentro de una familia católica como la mayoría de mis conocidos y amigos cercanos, pero de alguna manera, jamás se sentí catolizada. Mis años de catequesis solo me confirmaron mi absoluta anarquía religiosa desde que tenía siete años (año en el que fui bautizada). Aún estando en mi niñez tardía, me prepararon cuidadosamente para recibir la Eucaristía o Primera Comunión, pero el espíritu cristiano-católico seguía dormido en mí. Al llegar a la adolescencia y ser casi forzada emocionalmente a recibir el sacramento de la Confirmación, me negué. Al principio era tentador reunirme con un grupo de jóvenes los domingos por las mañanas y al fin del “curso” ir a un viaje de retiro espiritual y todo eso, sin embargo, me negué. No iba a traicionar a mis principios personales y a la voz de mi corazón por algunos días de cantos y buen humor. Entonces, fui parte de ese uno por ciento de mi clase que no recibió la Confirmación en plena adolescencia.

Al terminar mis estudios escolares y sin rumbo vocacional, decidí, por aburrimiento mental, leer la biblia y descubrir a qué realmente yo me oponía. Un lindo libro, puedo decir (la biblia): descriptivo, metafórico, pero, sobre todo, “creativo”.

Los años han pasado y llegué a “Caballo de Troya”, o éste llegó a mí. J.J. Benitez no es un extraño a mi gusto lector, supe quién es practicamente desde que aprendí a leer. Mi padre solía leerlo en sus años de juventud. Desde niña, encontré por toda mi casa libros de OVNIS y extraterrestres escritos por el autor. Sin embargo, papá no tenía en su colección ni un solo tomo del “Caballo de Troya”. Y miren que el destino es juguetón, me enteré de esta saga de Benitez por medio de un documental visto en YouTube (disculpen mi ignorancia literaria).

He demorado una semana en leerlo (a mi ritmo) y me he quedado prendida. Ficción o no, la historia me ha tocado el alma, bastante poco más que la Biblia (sin querer herir pasiones ni sentimientos). Ya estoy ahorrando monedas para comprar el segundo libro.

Es muy recomendable, aunque sea una vez en la vida, leer este tipo de libros… Pero ¡OJO! tienes que tener la mente ABIERTA, aunque sea un poco.

Sin título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s