Reflexiones

Las penas

Si las penas se las llevaran las olas del mar, jamás me separaría de la costa. Si las penas se las llevara el atardecer, me sentaría a mirar el sol todo el día. Si las penas se las llevara el vuelo de las aves, subiría a cada rama de los árboles.

Pero si las penas me llevaran consigo, me obligaría a mí misma a escapar de ellas y perseguir a las alegrías que huyen de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s