Reflexiones

En qué momento

Cuando somos niños, hasta la flor más pequeña nos causa asombro.

Cuando somos niños, admiramos a plenitud el mundo que nos rodea.

Cuando somos niños, percibimos con naturalidad aquellas energías sutiles que están en todas partes.

Cuando somos niños, una pelea se resuelve compartiendo un caramelo.

Cuando somos niños, no existen países y cada extranjero es como nuestro propio familiar.

Cuando somos niños, no existen hombres y bestias, todos somos hijos del mismo creador.

Cuando somos niños, el color de tu piel solo es un detalle que la empatía resuelve.

Cuando somos niños, el dinero no es más que papel de color y metales redondos que suenan chillones al caer.

Cuando somos niños, todo es simple, bueno, efímero pero intenso.

Cuando somos niños sabemos vivir.

¿En qué momento dejamos de ser niños?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s